Reimaginado.

Reconstruido desde los orígenes.

Optimizado, modernizado... pero muy familiar. El nuevo bajo StingRay le encantará a los músicos más exigentes.

Unión cuerpo-mástil con 5 tornillos

La cuidada unión cuerpo-mástil permite un mejor acceso a los 22 trastes del bajo y ofrece una gran estabilidad.

Contornos del cuerpo rediseñados

Los nuevos contornos del cuerpo ofrecen ahora más confort mientras tocas durante horas. Eso sí, se mantiene el icónico sonido StingRay.

Revisión de electrónica.

Pastillas con gran pegada gracias a sus imanes de neodimio.

Los imanes de neodimio ofrecen una mayor pegada sonora, algo más de salida y una paleta tonal más variada.

Nuevo previo de 18 voltios.

El nuevo previo de 18 voltios y 3 bandas destaca por ofrecer un mayor techo de limpios. Es muy configurable. Puedes obtener desde tonos modernos, a sonidos vintage.

El renacimiento.

Cuerpo muy ligero para una mayor comodidad.

El cuerpo del StingRay es más ligero que nunca. Pero su característica pegada, sigue intacta.

Nuevo desarrollo de herrajes.

Los nuevos clavijeros destacan por ser más ligeros que sus precursores, para conseguir una pala más equilibrada, y garantizar una óptima estabilidad de afinación.